Preservadas: La flores más sustentables

Cada día somos más conscientes del impacto que nuestras compras y estilo de vida tienen sobre el medio ambiente. El mercado de floricultura y decoración, no está exento de tener que esforzarse cada día por buscar mejores prácticas y productos que reduzcan su huella ambiental. Esta huella ambiental ha crecido de manera importante en los ultimos años por el uso de materiales sintéticos en el caso de las flores artificiales y el alto consumo de agua y productos químicos en el caso de la floricultura. 

¿Por qué son más sustentables las flores preservadas que las flores cortadas?

Una de las ventajas de las flores preservadas frente a las flores artificiales y a las flores recién cortadas es que la huella de carbono es mucho más baja, eso quiere decir que son más sustenables. Esto es debido a que son productos 100% naturales de larga duración (meses a años con buenos cuidados) y a su bajo consumo de energía para su traslado y mantenimiento. No requiere transportes refrigerados como muchas de las flores cortadas frescas. También hay que destacar que las flores y plantas preservadas ofrecen un gran valor (costo-beneficio) debido a su larga vida

Además, son productos cultivados mediante un proceso 100% natural. Las flores preservadas son flores naturales que, tras este proceso de conservación, mantienen el mismo aspecto y la misma belleza durante un periodo de tiempo prolongado. Las flores preservadas, no necesitan agua y luz para su mantenimiento.

Por supuesto que nada compite con una flor plantada en tu jardín o maceta, ya que éstas son verdaderas trampas de carbón que ayudan a generar oxígeno. Sin embargo si estás buscando plantas de bajo mantenimiento para decoración de interiores, no hay duda que la mejor opción son los preservados. :D

Fuente: Verdissimo