Preservados: Cuidados para dar larga vida a tus follajes y flores Verdissimo

Las plantas preservadas de Verdissimo son un producto 100% natural, duradero y prácticamente libre de mantenimiento. Con buenos cuidados estos productos tienen una vida promedio de un año. 

¿Cómo cuidar una flor o planta preservada?

Con unos cuidados mínimos podrás disfrutar durante mucho tiempo tus flores o plantas preservadas. Esta es una de las principales ventajas de estas flores de interior, a las que no les hace falta agua, abono o luz del sol.

La mejor manera de conservarlas para que mantengan toda su belleza es evitar las fuentes de luz directa para que no se decoloren y retirarles el polvo de vez en cuando, con la ayuda de un pañuelo seco o de una pistola de aire, teniendo cuidado de no dañar sus delicados pétalos.

Con estos sencillos consejos podrás mantener tus flores y plantas preservadas en adecuadas condiciones durante mucho tiempo:

  • No las introduzcas en recipientes con agua. Recuerda que son plantas tratadas que no están vivas aunque tengan esa apariencia.
  • Debe mantenerse alejada de lugares o ambientes húmedos. En zonas costeras o lluviosas en las que la humedad es muy intensa, debemos colocarlas en espacios alejados de puntos de entrada de aire o ventilación.
  • No las coloques en lugares en los que da el sol de forma directa. Las flores preservadas deben mantenerse alejadas de la exposición solar prolongada y continuada.
  • No se deben presionar, doblar o aplastar las diferentes los pétalos o tallos. Son piezas delicadas que pueden dañarse con facilidad.

Fuente: Verdissimo